NUESTRA FILOSOFIA

Tras 17 años dedicados al asesoramiento jurídico, se constituye, en el año 2012, Zarco Abogados, con la vocación renovada y reforzada de traslado y puesta en práctica del conocimiento y experiencia adquiridos desde mediados de los años noventa. No es por tanto un despacho profesional nacido de la oportunidad, sino de la voluntad de continuación de una actividad jurídica siempre entendida como “artesanal” y de amplia especialización, imprescindible ante la aparición, muchas veces natural, de dificultades económicas en la empresa.

Nuestro propósito sigue siendo el mismo, pues es opinión de este despacho que el asesoramiento más profundo sólo puede realizarse desde una óptica humanizada, de este modo entendemos nuestra actividad diaria en la que la atención al cliente se convierte en nuestra más sincera e ininterrumpida labor hasta la solución del conflicto.

La experiencia adquirida tanto en el ejercicio de la reestructuración empresarial, como en el de la administración concursal, ha provocado la creación de conocimiento en todas aquellas materias vinculadas al asesoramiento jurídico integral, entendidas todas desde la interconexión y no desde el compartimento.

Estos criterios, unánimemente denominados como “básicos” por el grupo humano de Zarco Abogados, constituyen su identidad profesional, el de un conjunto cohesionado de profesionales del derecho con un objetivo común, amparar y defender a nuestros clientes en una etapa especialmente compleja y de difícil manejo.